Make your own free website on Tripod.com

 

OCLUSIÓN.

 

La oclusión es una de las bases de la ortodoncia. La obtención de una buena oclusión es el resultado de un buen tratamiento, pero nuestro objetivo fundamental es conseguir una buena función. La oclusión es una de las variables que debemos ir ajustando durante el crecimiento del niño.

Tenemos dos tipos de oclusión:

En la oclusión estática vemos como ocluyen las cúspides y fosas superiores e inferiores sin movimiento. Es un proceso estático que lo vemos en los modelos.

En la oclusión dinámica vemos la relación dinámica entre la arcada superior e inferior. Lo veremos en el paciente. El estudio de la oclusión dinámica empezó con Bennett que comienza a hablar de la posición de descanso mandibular (es aquella en la que los dientes de ambas arcadas están separados 2-3 mm y los labios suavemente cerrados).

La oclusión normal u oclusión óptima posible, es aquella lo más parecida a la ideal que puede lograrse en cada paciente después de:

Desarrollo Histórico de la Oclusión.

Distinguimos tres periodos:

  1. Periodo Ficticio (1900).
  2. Periodo Hipotético (1900-1930).
  3. Periodo de Hechos Verídicos (1930).

En el Periodo Ficticio los dientes eran considerados como algo que debía estar en contacto íntimo con sus vecinos. Los protesistas definían el concepto de oclusión.

En el Periodo Hipotético, Angle habla de la relación interdentaria como ajuste cúspide-fosa. También nos habla de la línea de oclusión, que es aquella en la cual los dientes superiores e inferiores contactan con mayor cantidad. El concepto de oclusión sigue siendo estático. Entonces Bennett introduce el concepto de oclusión dinámica y concretamente de posición de descanso fisiológico.

En el Periodo de los Hechos Verídicos destacan tres escuelas:

Escuela protética

Utilizan para el montaje de sus prótesis el concepto de Angle de que los 1º molares superiores ocluyen con sus respectivos inferiores. Comienzan a observar los movimientos condilares y los relacionan con las posiciones oclusivas. También comienzan a utilizar el articulador. De esta escuela destacan dos teorías:

 

Teoría de la esfera.

1ª Curva (Curva de Spee): esta curva tiene relación con las inclinaciones axiales de cada uno de los dientes y con la cara anterior del cóndilo. El centro de esta curva está 3 cm por detrás del Nación. Esta curva se ve en sentido anteroposterior.

2ª Curva (Curva de Wilson): se ve en sentido transversal. Tomando como referencia el eje axial de los dientes se aprecia que los dientes inferiores están ligeramente inclinados hacia vestibular y para poder ocluir con estos, los inferiores están ligeramente inclinados hacia lingual. Trazando la curva que une las coronas obtenemos la curva de Wilson. El centro de esta es el mismo que en el caso anterior.

Al tener ambas circunferencias el mismo centro obtenemos una esfera.

 

Teoría de Gysi.

Este decía que con la mandíbula se pueden hacer una serie de movimientos:

Movimientos de apertura y cierre: carnívoros.

Movimientos de lateralidad: rumiantes.

Movimientos antero-posteriores: roedores.

 

Escuela Funcional.

Su premisa era que los músculos son los que realizan la función ya que guían la mandíbula.

 

Escuela Biológica.

Dicen que la oclusión raramente es perfecta. Existen variaciones individuales, incluso dentro de un mismo individuo.

Según Strang la oclusión dentaria normal es un complejo formado por:

Todos estos componentes deben estar en equilibrio. Si se descompensan se rompe la oclusión.

Los planos inclinados que forman las cúspides de los premolares, y los bordes incisales, deben guardar una relación definida (cúspide-fosa).

Cada diente individualmente debe estar en una posición de equilibrio con el hueso que lo soporta.

A su vez cada diente debe estar en contacto íntimo con sus vecinos. Deben tener una inclinación del eje axial para estar en equilibrio.

El crecimiento óseo facial debe estar en armonía con el resto de las estructuras craneales.

 

Posiciones Mandibulares.

Posición de Descanso: es aquella posición en la que los dientes están separados de 2-3 mm (no hay contacto entre ambas arcadas). También existe relajación muscular, con lo cual el gasto energético es mínimo. Moyers la denomina Posición Natural.

 

Posición Oclusal: es aquella posición en la que todos los dientes están en contacto. Se produce al final de la masticación y en la deglución. En este caso existe actividad muscular (contracción) y por lo tanto gasto energético. Moyers la denomina Oclusión Usual.

 

Posición Céntrica: es aquella en la cual los cóndilos realizan un movimiento de rotación puro.

 

Llaves de la Oclusión. Características de la Normooclusión.

 

  1. La arcada superior es mayor en todo su contorno que la inferior por eso la cubre, tanto en sentido transversal como anteroposterior, excepto en la zona posterior que termina en plano recto.
  2. Podemos definir tres línea en ambas arcadas:
  3.  
      4.  A nivel anterior debe haber un resalte de 2 mm y una sobremordida de 1/3.

      5. Cada diente ocluye con dos de la arcada contraria, excepto el tercer molar superior y el incisivo central inferior.

      6. La línea media debe estar centrada.

      7. Tiene que estar presente tanto la curva de Spee como la de Wilson.

      8. La cúspide del canino superior tiene que ocluir en el espacio interproximal entre el canino inferior y el 1º premolar inferior.

      9. Los 1º molares no tienen que estar rotados. La anchura máxima de la arcada es a la altura de los 1º molares superiores en su cara vestibular.

     10. En movimientos de protrusión solo contactan los incisivos. En movimientos de lateralidad solo contactan los caninos.

     11. El ángulo formado por el eje axial de los incisivos superiores y de los incisivos inferiores es de 135º. El borde incisal de los incisivos inferiores tienen que estar en contacto con la cara palatina de los superiores.

 

 

Tornar INICI                                                         Volver INICIO